¿Cómo hacer yoga?

Puntúa este post

El yoga es una disciplina milenaria que ejercita tanto el físico como la mente. Surgió en la India hace más de 3000 años, según restos arqueológicos encontrados en la región de Pakistán, aunque según el hinduismo el yoga existe prácticamente desde siempre, ¿será verdad?

La práctica de yoga actualmente está muy extendida, tiene muchas variantes que enriquecen enormemente la cantidad de asanas (posturas de yoga) y ofrecen un enorme dinamismo para conseguir los beneficios que ofrece tanto para personas que empiezan a practicar este deporte como para aquellas que ya tienen mucha práctica y buscan perfeccionar su técnica.

¿Qué tipo de yoga es el más recomendable para empezar?

El tipo de yoga más extendido actualmente en el mundo, y el más practicado, es el Hatha Yoga, fácilmente reconocible por sus asanas enfocadas a conseguir el bienestar físico y mental necesario para hacer meditación. El objetivo de esto es conseguir que el practicante de yoga pueda mantener la postura durante minutos o incluso horas sin sentir fatiga, lo que favorecerá una meditación perfecta.

Un buen comienzo para hacer yoga es empezar por este tipo, el Hatha Yoga, ya que es una de las variantes más extendidas en el mundo y puedes encontrar clases de yoga en casi cualquier ciudad del mundo, así como vídeos, blogs y tiendas donde comprar el material básico para hacer yoga.

¿Qué material necesito para hacer yoga?

Lo primero que haremos será adquirir una esterilla de yoga, seguramente el único artículo que es necesario para la práctica, además de utilizar ropa cómoda que nos permita libertad de movimientos y sobre todo que nos permita estirarnos completamente para poder realizar los asanas.

¿Cómo preparar el lugar para practicar yoga?

Tanto si vas a clases como si practicas en casa, siempre es recomendable que practiques por tu cuenta. Para ello, deberemos preparar el lugar para hacerlo, ya que necesitamos un sitio tranquilo y cómodo.

Primero, nos aseguraremos de que la habitación o la terraza donde vayamos a practicar sea un lugar ventilado. Si se trata de un interior deberemos poder abrir las ventanas, el aire debe de correr con total libertad para que nuestro cuerpo siempre reciba oxígeno renovado.

La iluminación más recomendable es la luz solar, es lo más natural, pero a veces puede ser complicado según el lugar en el que te encuentres. Si es tu caso, ilumina la estancia con luz cálida y no demasiado potente.

Además, puedes aromatizar la estancia con algún tipo de incienso o perfume que recuerde a los olores naturales como el campo, la playa, el bosque o las flores.

Por último, la orientación hacia la que debes practicar tus asanas será preferiblemente hacia donde sale el sol, de esta forma estarás en total conexión con la naturaleza.

¿Por donde empezar? Asanas

Ahora que tienes todo listo solo te queda comprar un buen libro de asanas de hatha yoga, o bien puedes encontrar en internet cientos de vídeos y webs en los que te explicarán paso a paso la realización de cada uno de los asanas.

Ánimo y no dejes de practicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *